Salud y calidad de vida en un centro natural 
***Sitio Oficial de Termas Villaguay***
Dr. Carlos Tófalo 525 - Villaguay - Entre Ríos - Argentina / Teléfono (03455)- 423512 / Horario de 9.00 a 20.00 / reservas@termasdevillaguay.com.ar

Calidad de vida: un concepto absolutamente actual y que genera un especial consenso.

Todos coincidimos en que deseamos mejorar nuestra calidad de vida.

Sabemos que se cuentan con diferentes elementos para lograrlo: alimentación saludable, sueño reparador, actividades adecuadas, distracciones necesarias, armonía emocional, etc.

También relacionamos la calidad de vida con la naturaleza, con la vida “sana”, con la actividad fìsica, con la alimentación orgánica, con la abstención de cigarrillo, alcohol y drogas, con cultivar relaciones personales positivas, etc.

Creo que hasta aquí, la coincidencia es prácticamente total en cuanto a esos conceptos, más  allá que cada uno de nosotros sepamos cuál es nuestro talón de Aquiles, es decir cuál de esas cuestiones no logramos priorizar, ya sea por hábito, por genética o  cualquier otra situación que impida que nuestra “calidad de vida” sea satisfactoria.

Ahora bien, hay un hecho importantísimo que no se puede dejar de lado: somos INDIVIDUOS, somos personas únicas con características propias diferentes de todos los demás. Ya que aún dentro de una familia con la misma herencia genética se dan personas con diferentes hábitos, con situaciones particulares distintas y que por lo tanto la adecuación para mejorar su calidad de vida requiere acciones distintas.

Es decir, para mejorar la calidad de vida no hay normas estándar, válidas para todos. Se debe tener en cuenta, la edad de la persona, la profesión, las actividades, la herencia genética, la historia clínica, la situación emocional por la que está transcurriendo.

Por ejemplo existen distintos métodos para mejorar la circulación sanguínea de una persona: actividad física, dietoterapia, hidroterapia, medicación, drenaje linfático manual, drenaje linfático por aparatología de última generación, electroestimulación, etc. Pero al momento de aconsejar un tratamiento u otro, es función del médico evaluar lo óptimo para cada persona: cómo utilizar un tratamiento determinado?, cuándo?, con qué frecuencia?, durante cuánto tiempo?

Partiendo del conocimiento de la distintas opciones de tratamiento, más la base de las otras características de cada persona: si tiene antecedentes, toma medicación, tiene otras afecciones actualmente, es diabético, tiene várices, tiene afecciones respiratorias, etc, el médico podrá elaborar un plan junto con los demás profesionales de la salud.

De ese modo, el equipo médico pone a disposición del paciente una serie adecuada de herramientas útiles para lograr el objetivo deseado: no solamente  evitar una molestia momentánea o dolor, sino mejorar los distintos aspectos que llevarán a su bienestar general.

Optimizar la calidad de vida de cada persona de manera integral.