Bañera con hidromasaje: forma parte de la terapia de inmersión. Es una bañera individual con diferentes jets ubicados en los laterales, cabecera y al pie. Estos jets producen chorros dentro del agua agregando el efecto de masaje. Este tipo de baño se recomienda para dolencias osteomusculares y tratamientos dermatológicos. La temperatura y el tiempo serán determinados por el terapeuta según las características del usuario y el efecto deseado.