Una opción de Aquagym destinado específicamente para las futuras mamás. La opción de trabajar en el agua conecta a la embarazada con un bienestar particular, debido a que moverse dentro de este ámbito la ayuda a sentirse más liviana y a la vez más segura y sostenida. De esta manera, logra movimientos más libres, y sus desplazamientos son menos exigidos. La temperatura del agua colabora con la flexibilidad, porque los músculos en un elemento líquido y a temperatura agradable se pueden relajar mejor y están más aptos para estirarse sin correr el riesgo de sufrir lesiones. Asimismo, el agua termal puede favorecer notablemente la relajación de la mamá por su efecto sedante. La realización de actividades acuáticas son sumamente recomendables en embarazos múltiples o si durante la gestación se produjo un excesivo aumento de peso. Clases a partir de los 4 meses de embarazo, a cargo de una Kinesióloga capacitada específicamente en el área.