Es un tratamiento de terapia de vacío no invasivo de succión continua a caudal constante, que moviliza los distintos tejidos de la piel y estimula la microcirculación, facilitando la eliminación de toxinas y sobrecargas adiposas, y disminuye el panículo adiposo, generando un drenaje linfático. Es capaz de REMODELAR EL CUERPO Y REDUCIR VOLUMEN, potenciando la lipólisis en los niveles más profundos de la grasa. Esta aspiración y la acción de los rodillos fijos, provocan en la piel un pliego estudiado y controlado que moviliza los tejidos y la micro-circulación sin provocar desgarros, flaccidez ni daños en la piel. Su aplicación facial estimula la microcirculación llevando más nutrientes y aumentando la elasticidad de la piel. Provoca descongestión del tejido celular subcutáneo y estimula las células de colágeno y elastina que le otorgarán mayor firmeza y tensión a la piel. Es ideal para tratar las primeras arrugas, líneas de expresión, secuelas de acné y para la recuperación post-lifting.