A diferencia de la cavitación de baja frecuencia (35 a 80 khz), la cavitación de alta frecuencia (2.7 mhz, a 60 watt) con la cual contamos en TERMAS VILLAGUAY , es la más segura y eficaz ya que asegura la distancia justa de penetración (de 2.5 a 3 cm máximo) obteniendo una terapia que garantiza seguridad para el paciente, eficacia y resultados duraderos.
Genera micro burbujas que implocionan desintegrando las células de grasa en zonas localizadas, convirtiéndolas en una sustancia líquida, que se elimina a través del sistema linfático y vías urinarias.
Su alta potencia pulsante y los ciclos de repetitividad generan una intensidad ultrasónica, de mayor efecto sobre el tejido sin afectar los tejidos circundantes. Es el método más innovador y efectivo del mercado de la medicina estética, permitiendo disminuir hasta 6 centímetros de volumen corporal por sesión. La recuperación es inmediata y no se requiere la utilización de fajas ni de analgésicos. Una vez termina la sesión se pueden reanudar las actividades habituales.